Seguro de dependencia 2018-01-25T11:00:31+00:00

Project Description

Seguro de dependencia en España

El seguro de dependencia garantiza una indemnización en forma de renta, capital o prestación de un servicio, siempre y cuando el asegurado se encuentre en situación de dependencia. La dependencia es aquella situación en la que una persona no puede valerse por sí misma.

  • Grado I. Dependencia Moderada
    El grado I de dependencia moderada es cuando la persona necesita ayuda para realizar varias Actividades Básicas de la Vida Diaria al menos una vez al día o tiene necesidades de apoyo intermitente o limitado para su autonomía personal.
    Se corresponde a una puntuación final del Baremo de Valoración de la Dependencia de 25 a 49 puntos.

  • Grado II. Dependencia Severa
    El grado II de dependencia severa es cuando la persona necesita ayuda para realizar varias Actividades Básicas de la Vida Diaria dos o tres veces al día pero no requiere el apoyo permanente de un cuidador o tiene necesidades de apoyo extenso para su autonomía personal.
    Se corresponde a una puntuación final del Baremo de Valoración de la Dependencia de 50 a 74 puntos.

  • Grado III. Gran Dependencia
    El grado III de gran dependencia es cuando la persona necesita ayuda para realizar varias Actividades Básicas de la Vida Diaria varias veces al día y, por su pérdida total de autonomía física, mental, intelectual o sensorial necesita el apoyo indispensable y continuo de otra persona o tiene necesidades de apoyo generalizado para su autonomía personal.
    Se corresponde a una puntuación final del Baremo de Valoración de la Dependencia de 75 a 100 puntos.

El Seguro de Dependencia es relativamente nuevo en comparación con seguros clásicos, como por ejemplo los seguros de vida.
Este seguro se hace cargo del coste económico derivado de los servicios que permiten a una persona vivir de forma autónoma, en caso de perder la capacidad de realizar las actividades básicas vitales.

Las personas que no pueden vivir de forma autónoma dependen de la ayuda de los demás. Esta necesidad de asistencia se refiere a actividades básicas, como por ejemplo hacer la compra, preparar la comida así como otras tareas domésticas, incluso lavarse y comer en los casos más graves.

La Ley reconoce 3 grados de dependencia:

Dependencia moderada:

Es el Grado I de dependencia. Se encontrarían dentro de este colectivo las personas que requieren ayuda, al menos, una vez al día para realizar una o varias actividades de la vida diaria.

Dependencia severa:

Es el grado intermedio de dependencia o Grado II según la Ley. Las personas que se encuentran en una situación de dependencia severa necesitan ayuda de un tercero para realizar varias actividades de la vida diaria 2 ó 3 veces al día. Sin embargo, no requieren la presencia continua de un cuidador.

Gran dependencia:

Es el grado más elevado de dependencia (Grado III) Esta situación tiene lugar cuando, debido a la pérdida total de la autonomía física, mental, intelectual o sensorial, una persona no puede realizar por sí misma las actividades básicas de la vida diaria y necesita de la ayuda de una persona de manera continua.

Legalmente, una persona es dependiente cuando concurren los siguientes factores:

  1. Existe una limitación física, psíquica o intelectual.
  2. Existe una incapacidad para realizar las tareas cotidianas por uno mismo.
  3. Existe la necesidad de contar con la asistencia de una tercera persona.

El pago de las prestaciones depende del grado de dependencia. En caso de dependencia moderada, muchos productos ofrecen un porcentaje definido de la prestación, y en caso de dependencia severa, pagan la prestación en su totalidad.

El seguro de dependencia puede ser suscrito por cualquier persona hasta cumplir unos límites de edad máximos, que suelen situarse entre los 70 y los 75 años.
El período de carencia establecido para este tipo de situaciones suele rondar los 3 años desde que se contrata el seguro. Por el contrario, si la situación de dependencia se produce debido a un accidente, lo más habitual es que las aseguradoras no exijan que haya transcurrido un periodo de tiempo mínimo para recibir la indemnización correspondiente.
Los seguros de dependencia cuentan con ventajas fiscales, ya que pueden desgravarse al hacer la declaración de la renta.

¿Alguna otra pregunta?

Trabajamos con las principales compañías aseguradoras y ofrecemos un servicio personalizado. Si ya tiene contratado un seguro con otra compañía, no descarte la posibilidad de informarse y comparar la prima de su póliza. Revisamos gratuitamente sus pólizas existentes y le calcularemos presupuestos, ofreciéndole siempre el mejor precio y las mejores coberturas.

No dude en llamarnos por teléfono al 971 69 90 96 y solicitar su cotización personal. Puede también ponerse en con tacto con nosotros mediante correo electrónico: info@iberiaversicherungen.com o a través del formulario de contacto que encontrará en nuestra página web.

Estamos a su entera disposición para asesorarle y atenderle, tanto en nuestras oficinas de Santa Ponsa y Campos,  como directamente en su casa.

No dude en solicitarnos una cotización personal y sin compromiso. Para poder elaborar una cotización necesitamos alguna información básica de usted. Nos la puede remitir electrónicamente rellenando el siguiente formulario, y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Nombre

Apellido

Correo electrónico *

Teléfono

Localidad

Mensaje personal